Acelerá tu recuperación muscular con baños de hielo


.
Sobre todo ahora que se acerca el calor, lo mejor para tu recuperación después de un fondo largo, entrenamiento exigente o una competencia es un baño de hielo.
En el último tiempo fue habitual ver a las Leonas, Luis Scola o muchos deportistas de elite realizar este procedimiento.
Al finalizar tu entrenamiento, después de elongar, llená tu bañera, pileta o recipiente con agua fría. En ese momento podés ingresar para aclimatarte y al minuto agregá una bolsa de hielo y aguantá diez minutos con el agua hasta la cintura. Para palear la sensación del frío es bueno cruzar los brazos y apretarlos con las manos entre las axilas. También podés usar un gorro de lana, envolverte en un toallón o usar una remera sin que esta toque el agua.
Este baño por más extremo que suene, te ayudará a reducir la inflamación de los músculos y las articulaciones, aliviará el dolor y acelerará tu recuperación para llegar de la mejor manera a la próxima carga.
Si tenés la chance de estar en la naturaleza, un arroyo o lago con agua fría es una gran opción, al igual que el mar.
Para los muy friolentos, aunque no es lo mismo, la posibilidad es exponerse al chorro de la canilla con el agua lo más fría posible la mayor cantidad de tiempo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>